Chiste corto y bueno

1 Chiste de vida galante:
Había una vez un borracho parado junto a unas viejitas en la esquina de una calle y en eso mientras se encontraban trabajando, se aparece la policía. Entonces el policía se les acerca y les pide a todos que se identifiquen y señale a que se dedican, entonces uno dice:
Soy Juliana Martínez, la otra dijo yo soy Camila Mendoza y mientras tanto la otra dice yo soy María Fernández y soy secretaria. Finalmente le toca hablar Al borracho y dice: ahh o sea que entonces ¿la de la vida facil soy yo?

Chiste corto y bueno

2 Chiste de feos:
Había una vez un hombre tan pero tan feo que un día decidió presentarse en un concurso de feos y cuando entro al casting le dijeron:
Lo sentimos, aquí no admitimos profesionales.

Siguiente chiste y adivinanza

Anterior chiste y adivinanza