Chistes blancos para niños

1. Eran tres ladrones que se encontraban encerrados en la cárcel y uno de ellos era tonto. Estaban intentando escapar, la única manera para salir era haciéndolo por el tejado pero tenía que ser de noche porque solo estaba un guardián. Llego la noche y todo salen a hurtadilla. Uno de ellos se tropieza y el guardián dice:
– ¿Quién anda ahí?
– Miau, miau, miau – dice el ladrón
Va el segundo ladrón y éste también tropieza
– ¿Quién anda ahí?
– Miau, miau, miau
Va el ladrón tonto, tropieza y el guardián dice:
– ¿Quién anda ahí?
– Otro gatito

Chistes blancos para niños

2. Pepito estaba caminando en dirección al barco, de pronto ve salir del barco a un policía corriendo muy preocupado. El policía se dirige a pepito y le pregunta:
– Oye, ¿no has visto a un tipo correr doblando la esquina?
– No oficial, cuando yo estaba caminando la esquina ya estaba doblada

Siguiente chiste y adivinanza

Anterior chiste y adivinanza