Chistes de abuelos

1. Cuando Caperucita Roja va a visitar a su abuelita, entra a su casa sin saber que ésta había sido comida por el lobo.Chistes de abuelos
– Abuela pero que ojos tan grandes tienes – dice caperucita– Es para verte mejor
– Pero que orejas tan grandes tienes, abuelitas
– Sirve para escucharte mejor
– Tu nariz está demasiado grande, abuelita
– Es para poder olerte mejor
– Abuelita, pero que grande es tu boca
La abuelita cansada de sus comentarios le pregunta a caperucita:
– ¿Has venido visitarme o a criticar?

2. En una casa, se encuentra una abuelita parada queriendo tocar el timbre pero no puede alcanzarlo. Un hombre se percata y le dice:
– Buenos días señora, ¿Puedo ayudarla?
– Si, joven ¿Podría ayudarme a tocar el timbre?
– Claro – responde el joven y enseguida toca el timbre – Ahora ¿qué?
– Pues, ¡A correr!

Siguiente chiste y adivinanza

Anterior chiste y adivinanza