Chistes de borrachos

Chistes de borrachos1. Un hombre entra borracho a un bar, se sienta en la barra y comienza a gritar fuerte:
– ¡Camarera! Hip ¡Camareeeeera!
– Señor, por favor compórtese ¿Qué quiere?El hombre saca unos pollitos de sus bolsillos, los coloca sobre la mesa y le dice:
– Quiero una botella de whisky para tomar yo y mis sobrinos.
La mujer confusa, le da la bebida. Pero al rato el hombre vuelve a llamarla:
– Camarera, tráigame una botella de tequila para mí y mis sobrinos
Le da la botella, pero al rato otra vez:
– Camarera, quiero un champage para mí y mis sobrinos
Entonces la mujer se acerca y dice:
– Creo que usted está demasiado borracho, no me va a decir que usted cree que esos pollitos son sus sobrinos ¿cierto?
– Claro que sí, los vi e la calle y ello me decía: Tío, Tío, Tió.

2. Un borracho entra a un bar y le dice al camarero:
– Quiero una botella para mí, otra para usted y otra para todos los que estén aquí.
El camarero obedece, da todas las botellas correspondientes y cuando el borracho termina, el camarero le da la cuenta y el otro contesta:
– Vaya, creo que se me olvidó el dinero
El camarero lo saca a patadas. Pero al día siguiente otra vez aparece el hombre y vuelve a decir:
– Quiero una botella para mí, otra para usted y otra para todos los que estén aquí.
El camarero se las pone, y cuando acaba le da la cuenta, y el borracho dice:
– Vaya, creo que otra vez me olvide de traer el dinero
El camarero lo saca a golpes. Pero otra vez el hombre regresa al bar y dice:
– Quiero una botella para mí y otra para todos los que estén aquí
– ¿Y para mí? – pregunta el camarero
– Es que cuanto usted toma se pone violento

Siguiente chiste y adivinanza

Anterior chiste y adivinanza